Un trabajo publicado en la revista Nature afirma que un cambio climático fue el responsable de la desaparición de estos colosos lanudos. ¿Qué pasó?