Los chimpancés no solo se curan sus heridas sino también la de los otros, según ha comprobado por primera vez un grupo de investigadores, que lo consideran prueba de que son capaces de comportamientos. Los chimpancés se preocupan por curar las heridas de sus congéneres | Ciencia | Agencia EFE