El ataque de Rusia a Ucrania ha venido acompañado de una proliferación de bulos sobre el conflicto en las redes sociales.