Carlos Sainz y Fernando Alonso, con un coche nuevo entre las manos, venían sufriendo los rigores de los sábados. En seis clasificaciones, apenas habían podido sostenerse ante...