Cuando llueve, me gusta cerrar los ojos e imaginar que la lluvia lava todo lo malo para abrir paso a un mundo más bonito y brillante...