Ahora que estoy tachando los últimos días del calendario, me doy cuenta que este año me ha enseñado la verdadera importancia de la vida, de los días, de mi gente... Me ha enseñado que una silla vacía...