Con la inflación en España en el 5,5%, muchos inversores están mirando a un sector que al que, históricamente, la subida de los precios ha perjudicado: el inmobiliario. La reducción de valor de mercado de las viviendas siempre ha llevado al propietario a