La perfección existe en los ojos adecuados