Al cocinar, muchas personas ni siquiera reparan en una parte determinada del huevo: una fina membrana pegada a la cara interna de la cáscara. Puede parecer insignificante, pero lo cierto es que cumple...