La palabra imposible no está en mi vocabulario. Napoleón Bonaparte...