La miel actúa como protector gástrico para las ratas domésticas y además les encanta!