La ignorancia puede ser muy atrevida. Y en los tiempos de las redes sociales el atrevimiento de la ignorancia puede adquirir dimensiones públicas irreparables. Aunque