Muchas botellas de cerveza tienen grabada una fecha de consumo preferente, pero esto no signifique que caduquen pasado ese tiempo.