Un estudio expone que las hembras están evolucionando para no desarrollar colmillos porque así tienen más posibilidades de sobrevivir.