Para ella era lo más importante que tenía, aquella caja fea, estilo japonés donde guardaba los aretes de su abuela difunda, un colgante de amatista que había recargado bajo la luz de la luna para atra...