La belleza del girasol no son Sus pétalos. Es la personalidad con la que El le Sonrie al sol.