La etóloga, que recibió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2003, señala los efectos de la ganadería industrialy las macrogranjas en el medio ambiente, humanos y animales