Después de su estreno en 2008, anticipado por el habitual hype especulativo que solía rodear las producciones de J.J. Abrams por aquél entonces, fue difícil...