Tras el éxito de sus primeras Air Jordan arcoíris, el cantante vuelve a unirse con la marca del swoosh para crear unas zapas que brillan en la oscuridad.