La decisión de Apple de dejar de acompañar sus dispositivos iPhone con auriculares y cargador ha tenido un gran impacto sobre sus ingresos.