Una nueva investigación basada en inteligencia artificial y el machine learning se pone en marcha y tiene como objetivo final mejorar el tratamiento de las pacientes con el tumor ginecológico maligno más frecuente.