Me explican que, de pequeño y en mi pueblo, tenía tendencia a salir a la calle y, aunque profundamente afectado, arrodillarme y, con cierta teatralidad, gritar "¿¡PORQUÉ NADIE ME COMPRENDE!?"Me doy cu...