Algún día tendrás que decirle, con amor, a tu pareja, lo siguiente:. “De aquí en adelante ya no me meteré a tu torbellino emocional. Respeto y honro tus emociones pero son tuyas y no debo de vivirlas...