Siempre he sido muy asustadiza, pero me encantaban las historias de miedo, siempre que íbamos de excursión con el colegio y pasábamos la noche en aquellos lugares desconocidos, recuerdo con nostalgia...