Haz una pausa, alza la mirada y aprecia la vida