HAY QUE OÍR A NUESTRO CORAZÓN

Original
This publication's author has indicated that the content is his/her own.
Your avatar
by
Cuentahistorias
Your avatar
by
Cuentahistorias

Nunca imaginé que fuera a pasarme esto. Sí, fue realmente horrible. Desde muy pequeño sentí cierta fascinación por las espadas. Aunque tengo buen corazón, me hice caballero del Rey Guillermo. Como caballero me siento feliz porque hago el bien y me encanta ayudar a los más débiles. Intento buscar una solución antes de utilizar las armas. Pienso, que el ser humano no tiene principios, ni amor, se ha perdido el respeto. Cuanto más daño, mejor se hace el ser humano. Yo no soy así. El Rey Guillermo fue de viaje al este de Alemania. Allí fuimos sorprendidos por unos caballeros. El monarca casi pierde la vida. Algunos de mis compañeros no tuvieron suerte y murieron. Hemos quedado menos de quince. Cuando llegamos a Demi, una tranquila ciudad al Norte. El Rey repuso fuerzas y planeó un nuevo ataque. Esta vez, vi lo peor del ser humano, el ego y, ahí me di cuenta que el ser humano no tiene límites. Intenté convencer al Rey, pero éste no hizo caso. Dios le había dado una oportunidad y siguió luchando, hasta que finalmente encontró la muerte. Soy el único caballero que he sobrevivido al viaje, no quiero decir que sea mejor que nadie, pero hay que orar así mismo y saber oír a nuestro corazón. He aprendido a vivir de las cosas buenas que la vida nos ofrece y de las oportunidades que logramos tener y sin embargo estamos completamente ciegos. El Rey buscó su mal camino. No se dejó ayudar, creía que tenía el mundo a sus pies. Sigo como caballero y actuando como dicta mi corazón. Me encanta ayudar a los demás.

6
Rey
Guillermo
Caballero
Medieval
Relato
0.16€
The author does not have active monetization, this is the estimated revenue this post would have generated
Donate
Cheer up, leave your comment