Un estudio de ADN ha revelado a la tortuga gigante de San Cristóbal como nueva especie de las islas Galápagos.