Good morning, Vietnam! - Primera entrega

Your avatar
by
llauisetart
Your avatar
by
llauisetart
Good morning, Vietnam! - Primera entrega

Junta a Robin Williams, Raphael y Mr. Bean en una coctelera, et voilà! Llaui de viaje on the rocks! ¿Por qué? Pues porque me pasan cosas...

Puesto que estoy usando Mamby como una especie de cajón de sastre donde publicar partes tanto de mi vida profesional como de la personal, como un alguito de spam a veces, quería compartiros un trocito de viaje.

Me encuentro en,... sí, adivinasteis, ¡Vietnam!

La ruta habitual es aterrizar en Hanoi, que es la actual capital e ir recorriendo el país de arriba a abajo. Pero como vamos al revés del mundo, cogimos un autobús durante sus buenas 15h desde Camboya hasta Ho Chi Minh (o Saigon, antigua capital y como la llaman ellos, a mi parecer, es un nombre mucho más bonito).

Saigon (Ho Chi Minh)

Post image : Bui Vien Street o...
Bui Vien Street o lo que viene a ser el barrio rojo, donde nos alojamos (que parece que le tenemos gustillo a los barrios rojos de las ciudades)

"Es-cán-dalo, es un escándalo" diría Raphael nada más poner un pie en Saigon. Millones de puestos de comida, gentío, olores, rascacielos, callecitas estrechas que albergan comunidades enteras y motos,... ¡miles de millones de motos!

No sus asustéis cuando piten, no haces nada mal, pitan porque sí, para pasar, para demostrar que tienen cláxon. Después de una noche de pasarte con las Bia Saigon (realmente buena) te digo yo lo que te apetece escuchar los pitos...

Nos alojamos en el barrio rojo y la vida nocturna del lugar nos dejó patidifusos. Al contrario que el resto de países asiáticos en los que hemos estado, parecía que los trabajadores de los bares y showrooms competían por a ver a quién acosaban más fuerte para hacerles entrar en el garito de turno. Te tocan, te arrastran para adentro, de una manera entre violenta, complaciente y mandona. Es gracioso, hay que decirlo. Mientras una señora te coge del brazo medio obligándote a consumir en su bar, un puesto rodante de comida con sepias aplastadas, secas y tendidas de un palito casi te guillotina la nariz... todo bien.

Con la tranquilidad del día siguiente, comprobamos que no nos gusta tanto el café vietnamita como el tailandés, aunque algo hay que beber, y nos dirigimos al tour que habíamos contratado a un precio insultante: 75 euros por pasarnos de punta a punta de un río turbio, ofrecernos una cantata popular que ríase usted de una zarzuela, pasearnos en ponys atados a carritos, que si tuvieran ocasión se te cagaban en la sopa y subirnos a una canoa remada por una señora durante literalmente 15 minutos, abarrotado de otras canoas llenas de turistas, y devolverte a casa.

National Geographic debería replantearse hacer algo conmigo porque después de la descripción que os he relatado no os esperaríais estas fotos...

Post image : El río en cuestión.
El río en cuestión.
Post image : La seniora en...
La seniora en cuestión (de la que ya adelanto, voy a dibujar en un futuro), fijaos en el detalle de los calcetinitos, misterio resuelto, occidente. De nada.

Me dieron ganas de ingresar en los payasos de la tele cuando una pareja holandesa nos contó que ellos habían pagado 12 euros. Comprobad siempre si hay algo más barato, no seáis Llaui...

Os dejo aquí que sino nos alargamos, ¿queréis más entregas? ¡Dejadme comentarios que os leo siempre!

viaje
travel
vietnam
asia
bitacora
traveller
viajera
curiosidades
saigon
diariodeviaje
traveldiary
traveljournal
journal
1.60€
The author does not have active monetization, this is the estimated revenue this post would have generated
Donate
Cheer up, leave your comment