Tal como estipula un decreto de la ley contra los desperdicios que el país aprobó en 2021, el sector de la distribución utilizará alternativas como el cartón, para los tomates, y redes de celulosa o bolsas de papel.