Hacía que no me sentaba a escribir algo por lo menos dos años. Tampoco es algo que echara de menos, para que voy a mentir. Pero no viene mal recordarlo. Al menos para soltar lo que uno tiene dentro...