El fenómeno cruzó el Sur de España y se extinguió a 31 kilómetros de altitud sobre Marchena Las cámaras del proyecto SMART detectaron cómo su luminosidad fue superior a la de la Luna llena