Pizarras digitales, robótica… el uso de la tecnología se asocia con la innovación educativa, pero si no hay innovación metodológica, no sirve da nada. Huyamos de la innovación vacía.