Elon Musk realizó una oferta agresiva para comprar Twitter en su totalidad a un precio de 54,20 dólares por cada acción.