Aunque la afiliación está en máximos históricos, ha sido el sector público, con 222.424 puestos de trabajo más, el que ha permitido alcanzar dicho logro