Las previsiones apuntan a que hasta marzo la electricidad se mantendrá en esos niveles y que en todo 2022 la media rondará los 180 euros