Para que tengamos un móvil, una consola, una televisión, un coche, casi lo que sea, se necesitan semiconductores. O chips. Y ese sector también es parte de la l