Los analistas señalan que ha llegado el momento de que los tokens metaversos caigan con MANA y SAND liderando el tren bajista con posibles caídas del 20%, y las criptomonedas DeFi volverán a tomar el relevo con subidas superiores al 200%.