Muchos años atrás en un pueblo con pocos habitantes. Había un manzano y un niño que solía jugar con el todos los días. Con el paso del tiempo le cogió cariño, pues podía treparlo, tumbarse a su lado,...