El hombre que cumplió su sueño de ser un collie gracias a un traje hiperrealista