El gran diamante…. la mujer