El Govern Balear ya ha comenzado a vender energía a hogares y negocios desde una instalación de autoconsumo solar compartido