el dolor de las deciluciones