Luz verde en la Comisión de Justicia a la iniciativa para castigar con penas de tres meses a un año de cárcel o trabajos a la comunidad a los autores de este tipo de actos.