El murciano, de 19 años, derrota al número uno (6-7(5), 7-5 y 7-6(5) y se convierte en el finalista más joven en la Caja Mágica y en el más precoz que bate a Nole y Nadal