You have 3 posts left that you can view as a guest today. Sign up for Mamby and get two more free views

El camino.

Your avatar
by
Mariia
Your avatar
by
Mariia
Post image : “En aquella época,...

“En aquella época, la sequía había hecho estragos y a las mujeres recolectoras les resultaba muy difícil conseguir comida para la comunidad.

Abhigya, la más anciana del grupo, había localizado un árbol de mango en la frontera, por lo que -pese a que se trataba de un peligroso camino- envió a dos jóvenes y valientes mujeres, Abhaya y Agrata, a recoger sus frutos.

Abhaya, cuyo nombre significa “sin miedo”, caminaba delante, decidida, siguiendo estrictamente las indicaciones del mapa. Agrata la acompañaba sin hacer honor a su nombre, que significa “tomar la iniciativa”.

A los pocos pasos, una tarántula picó a Abhaya. Agrata auxilió a su compañera y, aunque confirmó que no se trataba de una picadura mortal, le sugirió a Abhaya que cambiaran de camino ya que ése estaba plagado de insectos. “No, Agrata, este es el camino marcado para llegar al árbol, debemos seguirlo para poder alcanzarlo”, replicó Abhaya disimulando los calambres dolorosos que todavía le provocaba la picadura.

Las jóvenes prosiguieron la marcha a buen ritmo, hasta que Abhaya se rozó con una ortiga. Agrata ayudó a su compañera extrayendo jugo de las mismas ortigas y extendiéndolo sobre su sarpullido. “Vamos a probar otro camino, Abhaya, uno sin ortigas”, propuso de nuevo Agrata. Abhaya se negó, volvió a recordarle que aquélla era la ruta que les llevaba al árbol.

Después de otras cuantas calamidades y la testarudez de Abhaya en su empeño por seguir el mapa, llegaron al árbol de mango. Abhaya estaba agotada y malherida. Agrata se ofreció para cargar con la cesta, a condición de que volvieran por otro camino. Abhaya, casi sin fuerzas, aceptó.

La vuelta se desarrolló sin incidentes, el camino que Agrata iba eligiendo las recibía acogedor, libre de insectos y ortigas. Cuando por fin le entregaron la cesta de mangos a Abhigya, ésta les preguntó:

-¿Qué habéis aprendido hoy?

-La terquedad y la rigidez pueden ser peligrosas, respondió Abhaya.

-Quien dibujó el mapa nunca había ido a coger mangos de ese árbol, respondió Agrata.

Este relato para el alma nos muestra cómo a veces nos empeñamos en obedecer sin cuestionar lo que es mejor para nosotros o en seguir de forma estricta el camino que creímos correcto aunque nos haga sufrir, sin permitirnos considerar otras opciones o los consejos de quienes nos quieren.

If you liked my content sign up to support me and stay updated

7
Donate
0.09€
Activate your creator plan and start monetizing like this post
Cheer up, leave your comment