Tras haberse designado ya un operador, el Ministerio de Sanidad activará las llamadas en tres meses. Será un servicio nacional, gratuito y confidencial.