Cada persona tiene una idea diferente acerca de donde es mejor guardar el dinero. Lo más común es tenerlo en el banco, aunque muchas personas prefieren dejarlo en casa, depositarlo a plazo fijo, fondo...