No son los más altos, ni quizás tampoco los más impresionantes; pero seguro que son paisajes que jamás olvidarás