Tras una persecución a pie, los agentes arrestaron a los agresores en la calle Doctor Caro y dieron aviso a la Fiscalía y a sus padres