Era una tarde de verano, de esas que te recuerdan a invierno. . Había llovido, el cielo estaba gris, y las calles vacías.  Por lo que al llegar a casa, a mi cari y a mi, se nos ocurrió, dar una vuelta...